SISTEMA LINFÁTICO

El sistema linfático es una red vascular de retorno que recorre todo el cuerpo. Por la cual los líquidos intersticiales (los que se encuentran en el espacio que separan las células entre sí) van a llegar a la sangre.

El problema ocurre en los vasos sanguíneos que filtran más líquido a los tejidos del que pueden reabsorber, produciéndose un desequilibrio y un excedente de líquido intersticial. Aquí es donde actúa el sistema linfático, recogiendo el líquido sobrante llamado linfa.

El líquido intersticial contiene sustancias nutritivas, minerales y vitaminas suministradas por la sangre. Por lo que constituyen al mismo tiempo una reserva de alimentos para las células y un depósito donde éstas echan los residuos de su metabolismo. Además de las proteínas que no han sido utilizadas y las grasas procedentes de la absorción intestinal. Parte de todo esto es recogido por el sistema venoso y el resto por el sistema.

FUNCIONES DEL SISTEMA LINFÁTICO

  • Devolver a la sangre la linfa
  • Transportar las grasas absorbidas por el intestino.
  • Producción de anticuerpos 

TÉCNICA PARA EL SISTEMA LINFÁTICO

El drenaje linfático manual es una técnica específica de masaje terapéutico que se aplica sobre el sistema linfático para favorecer la circulación y la eliminación de líquidos. Como su propio nombre indica se realiza con las manos mediante suaves movimientos, lentos y repetitivos.

BENEFICIOS DEL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

  • Mejorar la circulación sanguínea y linfática.
  • Estimular al sistema inmunológico, aumentando las defensas propias del organismo.
  • Produce un efecto calmante y relajante, debido a efecto que tiene sobre el sistema parasimpático.
  • Mejora la vascularización en las miofibrillas musculares.
  • Restablece el flujo linfático, produciendo una reducción del volumen en caso de edemas y en algunas inflamaciones.

¿EN QUÉ CASOS ESTÁ INDICADO EL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL?

  • Linfedemas
  • Edemas debidos a un traumatismo (golpes, esquinces, fracturas, etc.)
  • Edemas postoperatorios (muy indicado después de operaciones de cirugía plástica: prótesis de mamas, liposucciones, abdominoplastias, etc.)
  • A nivel cutáneo, en quemaduras, queloides, escaras, acné o cicatrices
  • En estética, para la caída del cabello, arrugas o celulitis
  • Padecimientos digestivos es muy bueno para el estreñimiento y las flatulencias
  • Cefaleas, migrañas, neuralgia del trigémino
  • Estrés e insomnio
  • En dolores psicógenos y somáticos, apoplejía
  • Problemas respiratorios como sinusitis, amigdalitis, catarros, resfriados crónicos, asma bronquial
  • Padecimientos oculares como glaucoma o secuelas del desprendimiento de retina
  • En trastornos de la circulación venosa, edema venoso del embarazo
  • Extirpación de ganglios después de una mastectomía
  • Contraindicaciones del drenaje linfático
  • Trombosis o tromboflebitis
  • Insuficiencia cardiaca
  • Hipertiroidismo
  • Cáncer
  • Flebitis
  • Asma bronquial

RECOMENDACIONES

  • Beber abundante agua (aproximadamente entre 3 y 4 litros de agua por día).
  • Realizar ejercicios físicos (por lo menos realizar una caminata de 30 minutos diarios).
  • Añadir verduras y frutas a las comidas.
  • Evitar prendas de vestir muy ajustadas.
  • Beber jugo de fruta o licuado verde después del desayuno.
  • Evite la vida sedentaria y permanecer largos ratos de pie.

Colon Center | Centro dedicado al diagnóstico de enfermedades del aparato digestivo

Para saber más:

Sistema linfático