CENTRO DEDICADO AL DIAGNÓSTICO DE ENFERMEDADES DEL APARATO DIGESTIVO

 English
      (998) 889-99-80 / 81

Enfermedad diverticular del Colon

ENFERMEDAD DIVERTICULAR DEL COLON

¿Qué es? ¿Es peligrosa? ¿Cómo la prevengo? ¿Cómo puedo saber si la tengo? ¿Qué complicaciones produce? ¿Cómo se trata?

Probablemente muchas personas hayan oído hablar del tema o conozcan alguna persona que tenga la enfermedad o hayan escuchado de alguna persona cercana que ha tenido que ser intervenida quirúrgicamente de este problema que se presenta cada vez con más frecuencia en nuestro país . Es una enfermedad tan común que se calcula que cerca de una tercera parte de la población mayor de 50 años la padece y esta cifra aumenta a dos terceras partes en una edad superior a los 80. También puede presentarse en el adulto joven aunque solo en el 10% antes de los 40 y en el 2% en menores de 30 años. No hay diferencia significativa entre ambos sexos salvo en los menores de 40 años en los que es más común en el sexo femenino.

Enfermedad diverticular del Colon Los divertículos son pequeñas saculaciones o herniaciones de la pared intestinal generalmente pequeños y varían desde unos milímetros hasta uno o dos centímetros. Aunque existen divertículos congénitos en el intestino grueso en realidad la patología se refiere básicamente a los adquiridos o también llamados falsos divertículos ó pseudo - divertículos, pues solo contienen dos de las capas del intestino ( mucosa y serosa ) a diferencia de los congénitos que contienen las 3 ( mucosa, muscular y serosa ) que son los llamado verdaderos de tal manera que la patología se refiere a los divertículos que son adquiridos y se encuentran más comúnmente en la parte distal del colon o intestino grueso también llamada colon sigmoides son debidos a que con el tipo de alimentación occidental baja en fibra y generalmente con presencia de irritantes, se generan zonas de alta presión en el interior del intestino precisamente donde la materia fecal es sólida y las paredes del intestino son más musculares con el fin de movilizarla hacia el exterior, dichas zonas de alta presión empujan hacia afuera la capa de revestimiento interno o mucosa a travéz de los sitios de debilidad en la pared intestinal , esto es , en el sitio en el que penetran los vasos sanguíneos desde afuera para proporcionar oxígeno y nutrición al colon.

Enfermedad diverticular del Colon La mayoría de las personas que la padecen no presentan síntomas de la enfermedad y las molestias aparecen en el 30% de la población afectada y al gran espectro de presentaciones de la enfermedad se le conoce con enfermedad diverticular colónica y sus manifestaciones agudas pueden ser la diverticulitis o sea la infección de un divertículo por acumulación de materia fecal en su interior y esto se traduce por dolor abdominal intenso, inflamación o distención abdominal , dificultad para expeler gas o materia fecal por el recto , fiebre y signos de ataque severo al estado general , la otra manifestación común es la peritonitis con perforación intestinal que además de los síntomas anteriores se presenta con rigidez y dolor intenso abdominal pudiendo llegar al estado de choque . La otra manifestación clínica puede ser la hemorragia rectal que también en ocasiones puede ser de proporciones alarmantes. Existen otras complicaciones como la fistulización (apertura del intestino a otro órgano) a la vejiga u otro órgano vecino pero son menos comunes. La resolución de esas complicaciones puede variar desde el manejo con dieta y antimicrobianos potentes, hospitalización y hasta cirugía de emergencia , teniéndose que extirpar la porción de intestino afectada y la reconexión intestinal puede ser diferida, esto sucede en casos de contaminación extrema en cirugía de urgencia y son los pacientes que comúnmente vemos con una bolsita que recoge la materia fecal en el abdomen , para en una segunda intervención, previa limpieza intestinal y administración de antibióticos se efectúe la reconexión intestinal. Es importante mencionar que aproximadamente el 75% de los pacientes que llegan con el médico en presencia de complicaciones nunca tuvieron un aviso previo o se conocían portadores de Enfermedad Diverticular colónica o en otras ocasiones los síntomas son atribuidas a situaciones banales como una sobre-ingesta alimenticia, la ingesta de alimentos irritantes o a una exacerbación de una colitis crónica ya conocida por el propio paciente. De este 75% el 10 a 20% de los pacientes pueden tener una complicación grave y potencialmente fatal.

El aspecto más importante está basado en la educación para la Salud, en el que conociendo la naturaleza de la enfermedad el paciente lleve a cabo las medidas pertinentes para evitar o disminuir las posibilidades de presentar la enfermedad o en su caso prevenir las temibles complicaciones de la misma como la infección y la perforación. Esto es si tiene factores de riesgo , por ejemplo: Mayor de 40 años , alimentación baja en fibra con ingesta frecuente de irritantes , historia de disfunción del colon o colitis o se queja de dolor colónico localizado en los cuadrantes izquierdos del abdomen debe acudir al médico especialista para que este efectúe los exámenes pertinentes para hacer un buen diagnóstico , esto es mediante enema barritado, esto es una estudio de rayos x con la administración de un medio de contraste por enema rectal , el estudio endoscópico flexible ( colonoscopia ), este estudio tiene la ventaja de establecer un diagnostico diferencial más preciso con entidades malignas o pre-malignas teniendo además la posibilidad durante el estudio de tomar biopsias o extirpar las lesiones pre-malignas como los pólipos , también es factible la Tomografía computada con contraste rectal que tendría más utilidad en los casos agudos o complicados sobre todo cuando se necesita hacer una evaluación del compromiso infeccioso de las paredes externas del colon o de los órgano vecinos. Una vez efectuado el diagnóstico se debe incrementar el consumo de fibra vegetal, posiblemente utilizar suplementos de esta como el psyllium y evitar los alimentos irritantes de la dieta, las comidas rápidas o chatarra , tomar al menos 2 litros de agua al día , hacer ejercicio regular 3-5 veces por semana una hora y vigilancia medica periódica con el especialista.